Vio y escuchó lo que otros no

La moderación gubernamental de las políticas de competitividad y empleo en Francia

Publicado: 2013-03-30

Francia, la segunda economía europea, es un hervidero informe, en el que los conflictos se reproducen, hasta el momento, en un bajo nivel. Estancamiento evidente de la economía, que comprende cuando menos un trimestre recesivo; incremento significativo del desempleo; resultados decepcionantes de la política fiscal, que incumple los compromisos europeos en la materia; caída significativa de la imagen gubernamental; contradicciones con la principal economía regional, hasta ayer su principal asociada, configuran un panorama parcialmente devastado, nueve meses después del cambio de administración presidencial.  El debate del matrimonio para todos, jugó sin embargo de balón de oxígeno. Enfrentó a las iglesias, la derecha y la extrema derecha parlamentarias,  con el gobierno, la izquierda y buena parte de la sociedad civil progresista. Las grandes movilizaciones y la cerrada obstrucción parlamentaria de sus enemigos no inmutaron a quienes son favorables a su reconocimiento y menos aún a la opinión pública, cuyo apoyo ha aumentado. El mismo papel parece jugar el paseo de sus húsares en Mali, al otorgar una seguridad que se desea extender a su territorio nacional. Su costo puede ser sin embargo importante, en vidas, y al afianzar un gobierno dictatorial y no afectar decisivamente al extremismo islámico en el Magreb. Se teme, incluso, la extensión o al menos el estancamiento del conflicto. La última maniobra de diversión la debemos a la oposición parlamentaria. La moción de censura que ha presentado a la política económica gubernamental ha sido derrotada ampliamente, como previsto, dada su minoría1. Favorece, en todo caso, la moderación gubernamental, así como su tendencia a « esperar y ver ».

Centrémonos en sus políticas de competitividad, empleo y trabajo. El interés que suscitan es doble. Por un lado, François Hollande es uno de los pocos jefes de estado europeos socialistas o social-demócratas y su gobierno comprende, como socio minoritario, al principal partido ecologista francés. La crisis europea no ha dado lugar a una respuesta política única, pero la resolución del embrollo italiano podría promover alianzas similares en el país transalpino. Por otro lado, el programa electoral de Hollande comprende diversas políticas alternativas al neoliberalismo reinante2. Varias de ellas conciernen la competitividad, el empleo y el trabajo. El gobierno francés las considera componentes esenciales de una política que agrega  crecimiento económico a la austeridad fiscal. Finalmente, la crisis regional no ha sido superada, y ello se debe, en buena medida, a la austera unilateralidad fiscal impuesta. Independientemente de su orientación, la mayor parte de los países deben reflexionar y muchos de ellos reflexionan ya sobre la necesidad de incorporar dosis de crecimiento. La experiencia francesa es un antecedente importante.

Sin embargo, las políticas sociales del gobierno sólo han sido definidas parcialmente. En parte, porque algunos  de sus textos han sido observados por los órganos superiores de control. Es el caso de la decisión gubernamental de elevar excepcionalmente a 75% el impuesto sobre las rentas durante dos años, con la finalidad que los titulares de ingresos más elevados contribuyan excepcionalmente a los esfuerzos que exige la crisis. Ha sido observada por el Consejo de Estado. Su primera versión establece que el impuesto debe ser fijado en función de los ingresos de cada persona física, y no, como debería ser,  de los ingresos de la pareja. En otros casos, las políticas recién están siendo definidas. Estos días François Hollande señaló que el IVA a la construcción de habitaciones individuales y colectivas de uso social será disminuido de 7% a 5% a inicios de 2014.  Esta medida formará parte de las 20 disposiciones que serán promulgadas para impulsar a la industria de la construcción y consecuentemente el empleo en esta actividad. Al mismo tiempo, una subvención de 1350 euros será atribuida a la renovación de la habitación de  lss clases medias.  La implementación de estas políticas es en consecuencia parcial.

Por lo tanto,  aun es temprano para evaluarlas en definitiva, pero algunos indicadores pueden prefigurarla. La apreciación de la política gubernamental debe realizarse a diferentes  niveles. El primero es la evolución de la tasa de desempleo. Al iniciarse la administración Sarkozy, el desempleo representaba 8.5% de la fuerza de trabajo total (suma de Francia y de  los territorios ultramarinos). Al terminar, el porcentaje era 10.2%.  Durante la gestión socialista ha continuado aumentando. A fines de 2012 sumaba 10.6%. Ha crecido ligeramente su ritmo, incluso. Es una tendencia sostenida; en el territorio metropolitano se ha incrementado en los últimos 21 meses3. François Hollande espera que el rumbo se invierta a fines de año. Sin embargo, la Comisión Europea estima que alcanzará probablemente 11% en la metrópoli el 20144.  El segundo indicador es el número de empleos amenazados5 y de aquellos salvados por la intervención gubernamental. Arnold Montebourg, el Ministro de la Recuperación Productiva señala que de 71 mil empleos amenazados se ha salvado 60 mil, lo cual indicaría una eficacia de  84.5%6. Su estadística comprende a las empresas que han solicitado el examen y la aprobación de planes sociales de despido colectivo. No abarca a la totalidad del despido y del desengrase de efectivos. En el curso de los tres trimestres de  2012 de la administración Hollande, 327 mil nuevos trabajadores se incorporaron a las filas del desempleo. La intervención ministerial es variada. Comprende apoyo financiero y tecnológico en las empresas, promoción del dialogo social entre las partes en conflicto, revisión de  los anuncios de  despidos colectivos, planes de desempleo técnico que pueden tener efectos temporales7 o a largo plazo, presiones políticas. La diferencia considerable del número de empleos amenazados y de desempleo se debe a que la estadística de Montebourg  no incluye a las empresas subcontratistas de menores dimensiones. Muchas veces sus pérdidas son similares e incluso mayores a las anunciadas por las empresas obligadas a negociar planes de despidos colectivos8. Tampoco comprende, otras formas de ingreso al desempleo, como la no renovación de contratos individuales de trabajo de duración determinada, que son ampliamente mayoritarios. En la actualidad representan cuatro quintas partes de las nuevas contrataciones. Finalmente, debe tenerse en cuenta el estado de la opinión. Las manifestaciones de los trabajadores afectados por el cierre de empresas y el desengrase de efectivos, la información de los conflictos laborales y las declaraciones de los empresarios y de las organizaciones de empleadores acerca de la coyuntura así como de las medidas aplicadas y las negociaciones en curso, configuran el clima existente. La insatisfacción laboral es grande ante el crecimiento del paro y la –hasta ahora-- escasa repercusión de las políticas gubernamentales. Al mismo tiempo, los empresarios presionan en favor de una mayor desreglamentación laboral, en circunstancias que el gobierno tiene dificultades para establecer e implementar una agenda coherente y consistente. A este panorama se agrega el descontento de los desempleados, en particular por la decisión de la administración del empleo, de cobrarles las indemnizaciones pagadas en exceso9.  Aunque su proporción es reducida (3%-4% de las sumas cobradas) para una persona en paro es considerable y la falta de sensibilidad de la administración (socialista), muy elocuente.

Cuatro ejes

Las políticas gubernamentales de promoción del empleo, y de combinación de flexibilidad y seguridad laboral, y pueden ser agrupadas en cuatro pilares principales, que han venido siendo presentados, y vienen siendo implementados mediante la promulgación de legislaciones y del diálogo social, así como de acciones específicas. El primero de estos ejes concierne la promoción de la economía real en su conjunto, y no específicamente el empleo. Es significativa sin embargo su promoción en momentos de austeridad y control del gasto fiscal, y de consolidación del capital bancario. Distinto es el propósito de la Banca Pública de Inversión, recientemente creada con 40 mil millones de euros capital, destinado a financiar el desarrollo de pequeñas y medianas empresas, así como empresas de  dimensión intermedia,  en particular la innovación y la implantación internacional de estas empresas. Más a tono con la perspectiva general, es la concesión condicionada a las empresas  de 20 mil millones de euros en créditos de impuestos para la competitividad y el empleo. Su impacto sobre el empleo suscita interrogantes10,  y es de preguntarse asimismo si las contrapartidas que exigirá el gobierno serán efectivas y sobre todo eficaces11.

Diálogo social

Coincidentemente, el gobierno ha promovido el diálogo entre las organizaciones de empresarios y las organizaciones sindicales con miras a establecer las bases de un acuerdo nacional sobre flexibilidad del trabajo y sobre preservación de  los derechos laborales. La jerga especializada ha incorporado el término flexi-seguridad para designar esa perspectiva. La negociación ha durado 3 meses. En el curso de la segunda semana de enero de este año las organizaciones empresariales y 3 grandes sindicatos llegaron a un acuerdo, que a principios de marzo se ha traducido en un documento de política gubernamental que deberá dar lugar a proyectos de leyes a discutir y aprobar eventualmente en el Parlamento. Los textos de esos proyectos aún no son conocidos. Las organizaciones de trabajadores han obtenido en materia de derechos laborales, la reconducción de los derechos de los desempleados que regresan al empleo; la imposición de  los contratos de duración determinada, para impedir su prolongación abusiva; la generalización del seguro complementario de salud; y el mejoramiento de las condiciones de empleo y trabajo de los trabajadores a tiempo parcial. Las organizaciones de empleadores han obtenido por el contrario la posibilidad de las empresas de adaptarse a las dificultades coyunturales jugando sobre el tiempo de trabajo y los salarios12. Es una concesión mayor. Puede favorecer la competitividad y la creación de empleo o cuando menos la preservación de éste; pero, al mismo tiempo, anular parte importante de las conquistas laborales señaladas. El gobierno espera debatir en abril las leyes a que dé lugar; y empezar a aplicarlas en mayo13.

El acuerdo ha sido aprobado por la Confederación Francesa Democrática del Trabajo, uno de los dos principales sindicatos nacionales, por la Confederación General de Empleados y por la Confederación Francesa de Trabajadores Cristianos, pero no por la Confederación General de Trabajadores, el otro gran sindicato francés, ni por Fuerza Obrera, cuya importancia en el sector público es de primer orden. La CGT y FO, que generalmente desfilan desunidos, organizaron recientemente una jornada nacional contra el acuerdo, pero la movilización fue bastante inferior a la esperada. 14Tienen en mente otras cuando se discutan los proyectos de ley esperados. Asimismo, pedirán  que sean declaradas ilegales. El arreglo ha sido celebrado por las organizaciones de empleadores; los que, según el ala izquierda del Partido Socialista  y el Frente de Izquierda, son los principales beneficiarios, y no constituye el « compromiso histórico» deseado por el Presidente Hollande15, dados los relativamente escasos temas negociados, y las disidencias señaladas. No lo es menos que constituye una brecha significativa en el seno de las organizaciones de los trabajadores. Abre la posibilidad de otros compromisos favorables a la competitividad basados en concesiones mutuas, términos que generalmente ocultan los sacrificios mayores exigidos a los trabajadores, por más que se subraye equidad en el dar y el recibir. En días pasados fue anunciado el acuerdo de competitividad alcanzado en la empresa Renault16. El « contrato por una nueva dinámica de crecimiento y desarrollo social en las sedes francesas » de esta empresa, reduce en 8,000 efectivos su plantilla pero la  estabiliza luego hasta el 2016, e incluso hasta el 2020 en una de  las plantas. Asimismo, aumenta 6.5% por año la duración del trabajo, congela los salarios el año en curso,  agrupa sus actividades de apoyo,  y prevé la relocalización en Francia de algunas actividades actualmente desarrolladas en otros países. Originalmente fue suscrito por la Confederación General de Empleados y FO. Luego se sumó la CFDT. Se piensa que este compromiso puede servir de ejemplo en las negociaciones que se llevan a cabo en la empresa Citroën-Peugeot. Como es ampliamente conocido la industria automóvil francesa confronta una grave crisis. Recientemente fue puesta a la venta Zoe, el primer auto eléctrico de Renault con capacidad para revertir la tendencia a la pérdida de mercado.  Aún es demasiado pronto para prever las repercusiones del acuerdo suscrito y de los nuevos modelos en la competitividad y el empleo.

Los otros dos ejes de la política de empleo y trabajo conciernen la promoción de empleo subvencionado en el marco de la calificación juvenil. El primero de ellos, conocido como empleos de porvenir tiene como objetivo crear empleos para jóvenes de 16 a 25 años de edad, con escasa o ninguna calificación, que residen en zonas urbanas sensibles y en áreas rurales17. Se estima que unos 500 mil jóvenes se encuentran en esta situación. Se prevé crear 150 mil de estos empleos en los próximos 3 años; 100 mil de los cuales el año en curso. Sin embargo, a principios de febrero de este año sólo se habían suscrito 5 mil contratos18. Los primeros contratos han sido suscritos en el tercer trimestre de 2012. El gobierno pagará a los empleadores 75% del salario mínimo durante 1 a 3 años,  para que pueda financiarse aquel de los jóvenes contratados y ayudarles a obtener una calificación, la cual será certificada por un diploma. Parte de estos empleos será atribuida a jóvenes que desean dedicarse con posterioridad a la formación. El segundo son los contratos de generación, que deben incitar la contratación de un joven de menos de 26 años, con la continuidad en el empleo de un trabajador de más de 57 años de edad19. El gobierno se ha propuesto promover la suscripción de estos contratos, que unen la contratación de jóvenes, que se califican en el trabajo, con la permanencia en el empleo de trabajadores de edad. Para incitar este doble juego, el gobierno disminuirá las cargas sociales por la contratación a duración indeterminada de los jóvenes, y el mantenimiento en el empleo de los trabajadores de edad. Se ha previsto la inserción laboral de 500 mil jóvenes. Es un mecanismo de preservación del empleo, y de mejoramiento de las condiciones de contratación, antes que de creación de empleo20. Se debe lamentar que la ley correspondiente haya sido votada solamente a principios de año; debido a lo cual su financiamiento no ha sido considerado en el presupuesto de 2013.   Por el momento el programa esta siendo financiado por la administración del trabajo.

Limitaciones

El diseño y la implementación de estas políticas afrontan problemas financieros importantes. Se originan fundamentalmente  en el Pacto de Estabilidad europeo, que al restringir el déficit fiscal y la deuda pública, limita considerablemente las posibilidades de inversión y de promoción del empleo y la producción. Este año el déficit público francés sobrepasará el 3% del PIB a que se había comprometido; probablemente alcanzará 3.6%-3.7%. Sin embargo, ha hecho esfuerzos importantes para reducirla, de 5.2% a fines de 2011, a 4.5% a fines de 2012. El gobierno tiene dificultades para negociar una agenda europea diferente. Lo ha ratificado recientemente al aceptar un proyecto de presupuesto austero, que felizmente acaba de ser rechazado por el Parlamento Europeo. Se espera que no pierda la oportunidad que le brinda el PE para  negociar un presupuesto que favorezca el crecimiento económico, opción que repetidamente ha hecho suya más en el discurso que en la realidad.

También inciden carencias institucionales. La administración, los partidos en el poder, y las instituciones nacionales de promoción, estaban preparados, mal que bien, para la gestión de una economía en expansión, por reducida que ésta fuera,  pero lo estaban mucho menos para enfrentar debidamente la emergencia. El gobierno tiene dificultades para desafiar la coyuntura. El caso de las divergencias ecológicas es evidente.  Se enfrenta con el partido ecologista, su principal socio gubernamental,  en dos  dossiers muy significativos: el tren a alta velocidad a Italia (No Tav); y el aeropuerto de Nantes. Asimismo, no define con claridad su política respecto el gas de esquisto; ni la economía de energía. El retraso parlamentario en algunos casos ha sido importante y he subrayado que el financiamiento de los contratos de generación ha sido votado con mucho retraso.  La demora de la política de construcción de habitaciones sociales es importante igualmente; es de esperar  que las recientes decisiones gubernamentales sean implementadas rápidamente. Polo empleo, la principal institución de la administración del trabajo en este campo, ha sufrido recortes de personal en los últimos años, y tiene dificultades para cumplir las funciones que le han sido otorgadas.

Hace pocos días el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos (INSEE, por sus siglas en francés) confirmó las tendencias antes subrayadas acerca del empleo y el crecimiento económico21. A su modo de ver, para salir del estancamiento es necesario buscar los efectos de arrastre del comercio mundial. ¿Y el mercado interno? Dos textos precursores de Alejandro Ernesto Bunge promovían en 1921 y 1922 la substitución de importaciones y el desarrollo del mercado interno en Argentina, que enfrentaba en esos momentos problemas similares a los que confronta Europa actualmente22. Es en función de éstos que habría que plantear en un primer plano un desarrollo alternativo. La competitividad y las mejores condiciones de empleo y de trabajo deberían ser bosquejadas con tal propósito.  Francia tiene la posibilidad de formular este paradigma en función del mercado europeo.

---

1 Alcanzó 229 votos, bastante menos de los 287 obtenidos por el gobierno. La novedad fue que votaron a favor de la censura los 2 parlamentarios de extrema derecha.

2 El documento  «Les 60 engagements de Francois Hollande», Partido Socialista Francés, Paris 2012, propone combinar la austeridad exigida por la crisis (que plantea no de manera generalizada sino diferenciada según los ingresos y la riqueza)  con políticas de crecimiento económico.

3 Philippe Huguen : « Les  chiffres du chômage proches du  record de 1997 », Le Monde, Paris, 26 de febrero de 2013.

4 Commission Européenne : « Prévisions d’hiver 2012-2014 : sortie progressive de la zone de turbulences », Europa, Communiqué de presse, Bruxelles,  22 de febrero de 2013..

5 Cierre de empresas, deslocalizaciones, desengrase colectivo de efectivos.

6 « Nous avons sauvé 59,961 emplois », Le Journal de Dimanche, Paris, 16 mars 2013.

7 Los cuales pueden ser simples panaceas temporales.

8 Empresas con más de 50 trabajadores.

9 « Michel Sapin met en rogne les associations de chômeurs », La Tribune, Paris, 18 mars 2013. También  reclaman  el cese de las radiaciones de las listas de beneficiarios de las indemnizaciones, que consideran abusivas,  y la creación de un fondo de ayuda a los desempleados. Sapin es el Ministro de Trabajo.

10 Diane Lacaze : « Crédit d’impôt : moins de création d’emploi que prévu », BTMTV, Paris, 2 de février 2013 señala que la creación de 300 mil empleos esperada por el gobierno  hasta 2016 difícilmente será alcanzada. El Observatorio Francés de Coyunturas Económicas estima que será de 145 mil empleos solamente.

11 Gobierno de las empresas, remuneración de sus dirigentes, principalmente. El gobierno plantea asimismo el control de su utilización en las empresas y en términos macro-económicos .

12 Emile Lévêque : «Les gagnants et les perdants sur l’emploi», L’Expansion, Paris, 14 janvier 2013.

13 Según ha declarado el Ministro de Trabajo : « Reforme de l’emploi : la CGT espère des centaines de milliers de manifestants  »,  Le Parisien, Paris, 5 mars 2013.

14 Los medios de información lo han señalado unánimemente.

15 Presentación en la primera cadena televisiva el 9 de septiembre 2013.

16 Libération : « Le contrat de compétitivité chez Renault approuvé par deux syndicats », Libération, Paris, 6 mars 2013.

17 « Emplois d’avenir, l’emploi tous ensemble », Portail du Gouvernement, Paris 12 décembre 2012.

18 « Emplois d’avenir : avis aux candidats», Le  Nouvel Observateur, Paris 7 février.

19 Jean-Baptiste Chatand : « Contrats de génération, mode d’emploi d’’une mesure phare de François Hollande », Le Monde, Paris, 12 décembre 2013.

20 Muchos jóvenes contratados a duración determinada pasarán probablemente a serlo a duración indeterminada.

21 INSEE : « Eclaircie mondiale, l’Europe encore dans l’ombre », INSEE, Paris mars 2013.

22 «La Nueva Política Económica Argentina. Introducción al estudio de la industria nacional», UIA, Buenos Aires 1921; y «Las Industrias del Norte. Contribución al estudio de una Nueva Política Económica Argentina», UIA, Buenos Aires 1922.


Escrito por

La mula

Este es el equipo de la redacción mulera.


Publicado en

La Mula y el Mundo

Otro sitio más de Lamula.pe